¿Qué tal si deliramos por un ratito? por Eduardo Galeano.


¿Qué tal si deliramos por un ratito?
¿Qué tal si clavamos los ojos mas allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible?

Tu Inocencia es mía. | Poema.

Eres la mentira que se convirtió en realidad
de repente cuando la noche se hizo fría.
Escondida entre los rincones de un
cajoncito oscuro te hallabas callada.
Hasta que te vi, y supe de inmediato lo que eras:

París para Enamorados. | Pasión por la torre Eiffel.


Desde museos dedicados al amor hasta besos en las alturas o dulces con forma de corazón, la capital francesa confirma su fama de ciudad romántica, aquella que perpetuaron la literatura, el cine y la comida francesa, está lejos de ser un mito.  Es una de las capitales más visitadas por turistas en el mundo, donde, una buena cantidad de ellos, viajan por razones románticas.

Pienso en ti. | Poema.


     Esta noche he decido de nuevo sentarme en el ordenador, abrir una hoja de Word y escribir lo primero que salía de mi mente. Pienso en ti. Debería estar pensando en mí, o en mi madre, o en la situación económica que me embarga, o en los detalles que tengo que resolver en mi trabajo. Quizá deba estar pensando en estudiar matemáticas pues voy muy mal en esa materia de la universidad, o tal vez deba estar pensando en cómo solucionar los problemas de mi hermana menor. Debería estar pensando en que voy a comer mañana, o que llamadas debo hacer para adelantar mis cuestiones personales. Es probable que debiera estar pensando en Dios… Pero no, Pienso en ti...

Las siete leyes universales. Análisis y ejemplos.


Los siete principios universales que gobiernan al cosmos funcionan inexorablemente, sin distinguir entre ignorantes y sabios, entre adultos y niños, entre ricos y pobres, entre razas, nacionalidades, ni credos. Estas leyes o principios son fundamentales, y saber cómo funcionan nos permite usarlas para nuestro bienestar, aprovechando los beneficios espirituales y físicos que nos ofrecen.

«Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender.»
El Kybalion.

Mientras Escribo, de Stephen King. Reseña/Critica/Recomendación.


     “Nunca antes había leído nada parecido a este libro...” En el poco tiempo que llevo leyendo (un par de años) no me había atrevido a leer algo diferente que algún libro de Paulo Coelho, que si bien no estaba mal para comenzar, cuando llevaba el quinto libro quizá, ya me había asqueado de tanta simplicidad. El primer libro que me regalaron (y que leí con ganas, vale aclarar) fue El Alquimista de Pablo Coelho. La verdad fue que me encantó, desde ese momento empecé a leer varios de sus libros casi sin ningún descanso. La lectura dio pie a una pequeña sensación de querer transmitir lo que el señor Coelho expresaba con sus letras: Amor, luz, fe, religión, magia, sexo. En la misma medida que iba leyendo empecé a escribir, era algo que disfrutaba hacer, hasta el punto donde se transformo en algo necesario para mi vida. Escribir era mi desahogo, lo sigue siendo aún.

Las necesidades de un hombre sin rumbo. | ¿Cuanto podemos necesitar a alguien?



Te necesito.